Dónde estamos

Villarluengo

Villarluengo se encuentra situado al Este de la provincia de Teruel, en el centro de la comarca del Maestrazgo.

Comprende las últimas estribaciones del Sistema Ibérico Turolense. Toma como eje principal los estrechos del río Guadalope y sus afluentes, conformando una orografía abrupta.

Este pintoresco pueblo está enclavado en lo alto de un enorme espolón rocoso al borde de un profundo barranco, destacando por su agreste y bello entorno natural sobre la confluencia de los ríos Palomita y Cañada entre las sierras Carrascosa, la Cañada, las muelas Mujer y Monchén. De la variada y rica gastronomía de la Comarca, además de la producción de jamón y cecina de reconocido prestigio, cabe señalar como platos típicos las judías del Bolico, los garbanzos viudos, la trucha y la fina y exquisita repostería del Maestrazgo.

En pleno Parque Cultural del Maestrazgo y situado sobre un escarpado promontorio, Villarluengo cuenta con un extenso término municipal en el que se alterna su rico patrimonio artístico con parajes de gran belleza.

En el casco histórico destacan la iglesia neoclásica de Nuestra Señora de la Asunción,  el Ayuntamiento, del siglo XVI, el excelente mirador del Balcón de los Forasteros y los restos de su muralla medieval.

Una visita al Centro de la Naturaleza y de la Cabra Montesa te permitirá conocer la riqueza natural y cinegética de la zona.

Fuera del núcleo urbano, uno de sus mayores atractivos son los Órganos de Montoro, espectaculares formaciones rocosas de gran encanto y belleza salvaje.

También hay que destacar sus masías fortificadas como la Torre Gorgue.

Por otra parte, Villarluengo forma parte del Parque Cultural del Maestrazgo, un vasto territorio con un rico patrimonio natural y cultural, donde se combinan una impresionante geología y yacimientos arqueológicos con valiosos ejemplos del gótico levantino, la arquitectura renacentista y el barroco.

Si deseas adentrarse en parajes naturales de gran belleza, puedes recorrer parte del sendero GR 8 que une Villarluengo y Pitarque. De ahí podrás continuar hasta la ruta del Nacimiento del río Pitarque, itinerario sencillo y de espectacular riqueza paisajística.

En las inmediaciones del pueblo también encontrarás otros bonitos entornos naturales.

En Montoro de Mezquita, pedanía de Villarluengo y muy próxima a la localidad, podrás hacer un recorrido por las pasarelas del Estrecho de Valloré, espectacular ruta fluvial apta para toda la familia. 

Villarluengo es un lugar ideal para la recolección de setas, la caza y la pesca

Silent ROUTE

La A-1702 une pueblos con sabor a otra época  y con el encanto que les da una arquitectura sobria  en la que destacan los pequeños detalles en aleros, ventanas, puertas…  Pueblos que simulan naves varadas en lo alto del promontorio como Villarluengo. Destacan las iglesias y sus torres que se elevan en un caserío dominado por la arquitectura popular salpicada de palacios, molinos, arcos, blasones, ermitas y plazas. Villarluengo es una mole de casas que cuelgan sobre el barranco. Es una atalaya de piedra donde la estructura de sus tejados compone una hermosa perspectiva. La plaza está presidida por la iglesia neoclásica de Nuestra Señora de la Asunción enfrentada al sobrio ayuntamiento que abre la plaza. Recorriendo sus calles encontramos vestigios de la antigua muralla que cerró el caserío, alguna casona solariega, el curioso conjunto del lavadero y la fuente, la ermita de San Bartolomé y el afamado Balcón de los forasteros, que constituye la mejor panorámica de estas alturas. A las afueras se encuentra el imponente calvario, con las hornacinas que escalan y serpean por la montaña.

La Comarca de Andorra Sierra de Arcos y la Comarca del Maestrazgo comparten el trazado de la carretera A-1702, una carretera que, en sí misma, ya es un atractivo turístico. En apenas 63 kilómetros, su serpenteante trazado recorre algunos de los paisajes más bonitos y agrestes de la provincia de Teruel; da acceso a espacios naturales y patrimoniales increíbles; discurre por pueblos de dilatada historia y es necesario saborearla con calma.

Conscientes de ello, se propusieron ponerla en valor, equiparla y darla a conocer. Y de esta idea nació THE SILENT ROUTE, una carretera panorámica donde lo importante es disfrutar, conducir despacio para sentir la grandeza de los paisajes que vas a encontrar, pararse en cada pueblo, disfrutar de su gastronomía, pararse en cada ensanche de la carretera, y emocionarse ante este espectáculo natural. En definitiva, practicar “slowdriving”, conducción lenta, y dejarse atrapar por todas las sensaciones que ofrece la carretera. Da igual el vehículo que utilices, automóvil, moto, bicicleta… el escaso tráfico y el silencio te permitirán disfrutarla en cualquiera de ellos.

No lo dudes, si quieres una experiencia completa, RECORRE

THE SILENT ROUTE.

VISITANOS

Contacta con nosotros